Monica Paul

Monica Paul

Tengo un nuevos clientes, sé bien que lo que quieren de mi es que les de algo que les ayude a incrementar sus ingresos; ya sea que vendan bienes o servicios, or ambos.

Cuando decidí que quería vivir de escribir, me fui a estudiar copywriting con los mejores. The American Writers Association Inc. (AWAI).

Aprendí muchísimo, y ahora puedo aplicar mis conocimientos escribiendo a diario.

Me dirás que la práctica hace al maestro; y sí.

Sin embargo, siempre he visto una constante en nuestro diario vivir. Siempre estamos vendiendo algo, deja que te explique.

Si vas a una entrevista de trabajo, estas vendiendo tus conocimientos y experiencia; dicho de otra forma, te estas vendiendo.

Si una adolescente quiere ir a una fiesta, necesita el permiso de sus padres, así que les vende la idea de que le permitan ir.

Cuando voy a tomar un café con mi mejor amiga, intercambiamos nuestras ideas y opiniones. Esperamos que la otra parte nos de su aceptación.

Nuestra charla diaria y la redacción de ventas de un experto tiene sus diferencias, veamos:

Consciencia: Los Copywriters están conscientes del hecho de que están vendiendo “ALGO.” Ellos saben quien puede estar interesado, y se enfocan en ser persuasivos dentro de ese segmento.

Habilidades: Los Copywriters hacen magia, se comunican utilizando las palabras exactas. Saben utilizar los verbos, adjetivos, adverbios adecuados con precision quirúrgica.

Cuentan historias: Un copywriter puede ir directo al grano o contar la historia al detalle. Eso esta bien, pero lo más importante es la habilidad para articular un historia coherente, persuasiva y carismática.

Como puedes ver, todos tenemos un conocimiento de ventas en el ADN, la diferencia es que algunos tenemos habilidades y conocimientos específicos para aplicarlos.

Mira el proceso.

El ejecutivo de ventas especializado en tecnología, las amigas tomando el café, la persona que se entrevista para una trabajo, y el copywriter.

Los tres exploran las necesidades de su prospecto. Luego, explican porque su producto, servicio o idea es justo las que le dará a su interlocutor la satisfacción que busca. Finalmente, empujan la toma de decisiones para cerrar el trato.

Voila! Es un proceso de ventas. Es nuestra cotidianidad.

La verdadera diferencia seque todas estas persona poseen habilidades diferentes y únicas; aunque como puedes ver todos persiguen lo mismo. Eso de las ventas.

%d bloggers like this: